jueves, 15 de junio de 2017

Del taller de Gepetto directo a la Revista Dinero

Los pinochos del bitcoin




Recientemente la Revista Dinero, perteneciente a  Publicaciones Semana S.A, salió publicado un artículo de opinión del señor Camilo Díaz, titulado “Bitcoins en Colombia la siguiente gran estafa”. Desde el título parecía ser una propaganda negra o noticia falsa. Traté de leer todo antes de comentar o emitir un concepto frente a lo que estaba leyendo, pero fue imposible al ver la cantidad de atropellos en contra de la verdad y la ruptura con algunos principios básicos de economía que quedaban en evidencia tan pronto comencé a leer.

Así que voy comentar solo algunos de los exabruptos que la Revista Dinero comete permitiendo la publicación del señor Díaz con los que vamos a dar luces sobre el tema y espero informar de manera correcta a las personas que lo han leído, puesto que premisas falsas llevan casi inexorablemente a conclusiones falsas.

1. En el escrito del señor Díaz dice que el bitcoin:

"no cumplen ninguna característica para ser una divisa"

Si así fuera, entonces la falta de usabilidad se hubiera encargado de acabar con ella. Por el contrario bitcoin tiene todas las características necesarias para ser un medio de intercambio, a saber es: fungible, durable, divisible, transmisible, intercambiable y seguro (la forma de dinero más segura de la historia, ni siquiera con los supercomputadores de la NASA se podría falsificar, ¿alguien podrá afirmar lo mismo de otras monedas?). Así que es una divisa tradicional o es un commodities, depende del marco de regulación con el que se esté mirando, ya sea el del Tribunal de Justicia de la Unión Europea o el del Departamento de Servicios Financieros (DFS) de Estados Unidos. Más allá del marco regulatorio, lo importante es que es aceptado por cientos de miles de usuarios en el mundo que intercambian bienes y servicios a nivel global con un mercado de capitales de más de 45.000 millones de dólares.

2. No avanza nada en su escrito y el señor Díaz profiere de manera falaz otra afirmación que raya en el absurdo:

"difícilmente un importador encontrará un proveedor que reciba como pago bitcoins”. 

Esto no merece siquiera discusión, simplemente no hizo la tarea, con bitcoins se pueden comprar desde pasajes aéreos hasta hacerse tatuajes y lo de hacerse tatuajes no es una exageración. Aquí mismo en mi ciudad, en Colombia, hay un estudio de tatuajes donde se aceptan bitcoins como medio de pago. Pasando de lo particular a lo general, es necesario decir que existen miles de establecimientos y empresas de todo el mundo en los cuales se aceptan bitcoins, solo para nombrar una, Dell, la compañía de computadoras acepta en su pasarela de pagos bitcoin. Pero la oferta no se limita a tecnología, literalmente se puede comprar todo tipo de productos con bitcoins, podrías dotar tu casa completamente con todo lo necesario para vivir en ella, incluso pagar los servicios públicos, aquí mismo en Colombia. Es tal su aceptación que puedes comprar oro con bitcoins. Pero este punto está fuera de discusión no solo porque el señor Díaz no hizo su tarea, sino porque hay múltiples servicios que te entregan una tarjeta VISA con la que puedes comprar en cualquier comercio que reciba dicha tarjeta, puedes retirar en cajeros y literalmente puedes hacer con ella lo mismo que puedes hacer con cualquier tarjeta VISA.

3. El señor Díaz afirma que los bitcoins:

"no son usados como una moneda de reserva por los bancos centrales del mundo", 

Si bien esto es cierto en el sentido estricto, eso de por sí no significa nada, porque el oro ya no respalda a ninguna moneda fiat, sea el peso, dólar o el euro. El oro tampoco es usado como “moneda de reserva” por ningún banco central, aun así tienen oro como reserva. Pero incluso este hecho ya no es completamente cierto puesto que ha ocurrido un cambio significativo que el señor Díaz debería conocer para escribir del tema; recientemente Japón comenzó a aceptar el bitcoin como moneda de curso legal. Le recomiendo leer la información que ya está disponible por todas partes incluso en nuestro idioma, es la noticia más relevante del último mes respecto al bitcoin.

4. El señor Díaz afirma que

"los bitcoins no están respaldados por una economía estable con una inflación controlada". 

Esto desconoce aspectos básicos de la tecnología bitcoin y que la inflación de bitcoin está controlada desde su propia génesis, nadie podrá crear monedas de la nada más allá de las que es posible crear. Así como la oferta del oro, la oferta del bitcoin es extremadamente limitada. Lo que hace que la oferta esté controlada es el mismo algoritmo Bitcoin que permitirá crear solo 21 millones de monedas, ni una más ni una menos. Esto desde la teoría económica tradicional implica que ante una oferta limitada previene la depreciación y permite evitar la pérdida del valor del medio de intercambio. En pocas palabras la inflación está controlada y no podrá ocurrir jamás algo como lo que hace la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central de Japón: Emitir papel moneda de la nada con los deletéreos efectos sobre la economía,  o fenómenos como los que ocurren con el control de los precios del Oro y la Plata con ventas al descubierto. El principal respaldo de una moneda es la confianza y la aceptación y bitcoin cuenta con ella, decir que no la respalda un banco central no significa que nadie la respalda, todo lo contrario, está respaldado por los miles de mineros y usuarios que adoptaron la tecnología y estos usuarios y mineros tampoco tienen el control, más allá de las monedas que ya poseen. Esa afirmación también desconoce que en los últimos 4 años el bitcoin ha estado en el top 10 de las inversiones más rentables, varios años en primer lugar, incluso de manera consecutiva.

5. Aquí el señor Díaz comete un error de asociación causal al afirmar que

"los bitcoins no están respaldados por una economía estable con una inflación controlada, porque los bitcoins no son emitidos por ningún Gobierno o Banco Central del mundo, de ahí que su precio presente elevada variación". 

La variación en el precio de un activo o una moneda responde a otros factores que no tienen en la práctica nada que ver con que sean emitidos por un banco central. La oferta y la demanda es uno y la especulación es otro. Por ejemplo el Banco Central de Venezuela tiene una emisión de bonos que están siendo vendidos a mitad de precio y ni siquiera así se pueden vender, por lo que mencionaba en el punto anterior, confianza, puesto que Venezuela tiene una de las inflaciones más grandes del mundo y la inflación creciente a pasos gigantes no es sólo cuestión de Venezuela, también sucede con Argentina, Egipto, Sudán del Sur, Ucrania etc., todas estas economías controladas por bancos centrales.  Así que la fórmula de emisión por parte de los bancos centrales no es garantía de que una moneda no pierda su poder adquisitivo y de esta forma mantenga la inflación a raya o que gane confianza. La variación de los precios del bitcoin obedecen entre muchos otros factores a las acciones de los gobiernos centrales respecto al bitcoin, la psicología de masas que afecta la oferta y la demanda, los conflictos internos entre desarrolladores y muchos otros factores, que poco o nada tiene que ver con el hecho de ser emitida por la gente en lugar de gobiernos o bancos centrales.

6. Plantea una serie de preguntas retóricas del tipo sí o no respecto al bitcoin, por ejemplo:

¿las recibiría como medio de pago en su negocio, o de un deudor, si no, por qué cree que otro lo haría? 

y asocia a una respuesta negativa el valor intrínseco del bitcoin. Este punto demuestra una pereza argumentativa que no tiene justificación, si usted no lo acepta no significa que otro no lo haga y esto no le da el valor al bitcoin (y a otras más de 800 criptomonedas existentes), el valor es un concepto complejo y ese valor está probado por más de 45.000 millones de capitalización, pero ante todo, si tú los recibes los puedes intercambiar por dinero (dólares, euros o pesos) o incluso oro si lo deseas y con el conservar el "valor" que tú quieras darle. Así como el Banco Central Europeo recientemente vendió 500 millones de dólares de su reserva para comprar yuanes.

7. Para terminar el "articulo" en la Revista Dinero, el señor Díaz dice que:

"los bitcoins no permiten fraccionamiento o propiedad compartida”, 

Esta es una muestra total de desconocimiento sobre el tema tratado que roza con la mala intención, porque está más que claro que los bitcoins son plenamente divisibles o fraccionables, tanto como 100 millones de partes entre los usuarios e incluso 1000 millones de partes en las plataformas de trading, estas pequeñas fracciones son conocidas como Satoshis.

Esto en términos sencillos y al precio de hoy del par bitcoin/dólar, es de 12 a 120 veces más fraccionable que el peso colombiano, teniendo como base 1 peso, que en la práctica real del comercio nacional representa que es al menos 600 veces más fraccionable que una moneda de 50 pesos colombianos o 35000 veces más divisible que un centavo de dólar. Dicho de otra forma si bitcoin fuera el peso colombiano entonces tendríamos moneditas de 0,07 pesos, a ese nivel de fraccionamiento llega el bitcoin. Respecto a la afirmación que dice que no permite propiedad compartida es de aclarar que es un concepto nuevo que aplica a la propiedad inmueble, ligada íntimamente al uso del suelo y nada tiene que ver con bitcoin, así que en la práctica usted podría comprar o adquirir muy pequeñas fracciones de bitcoin para lo cual usted no necesitaría crear ningún tipo de asociación o de “propiedad compartida” para su compra.

Termino esta publicación de Ganar Ganar Bitcoin manifestado que la falta casi absoluta de conocimiento de parte del señor Camilo Díaz sobre el tema del que está hablando, es lesiva con la verdad y un irrespeto a los lectores de la Revista Dinero, rescatando solo de ella el llamado de atención a controlar y vigilar a aquellas personas y/o entidades inescrupulosas que usan el bitcoin como medio de captación con el fin de desfalcar a las personas, aprovechándose del desconocimiento y la buena de fe de los inversionistas que buscan oportunidades de inversión. Este flagelo no es exclusividad del bitcoin, está sujeto a todas las monedas fiat del mundo, de hecho las mayores estafas de la historia y negocios ilegales se han realizado y se realizan en dólares, euros y otras monedas de las que el peso no ha sido la excepción.

También quiero invitar de forma respetuosa y cordial a los señores Felipe López Caballero, Juan Mario Laserna Jaramillo, Alejandro Santos Rubino y la señora Edilma Pereira Romero, líderes de Publicaciones Semana S.A y la Revista Dinero, a tratar con ecuanimidad y en profundidad los temas relacionados con la tecnología Bitcoin, que en términos generales y recurrentes han sido manejados con ligereza y profusas imprecisiones o especulaciones por parte de la mayoría de sus medios. Ustedes tienen la responsabilidad, al menos moral, de informar a sus lectores de manera veraz y especialmente no sesgar la información respecto a esta tecnología que representa una potencial oportunidad de desarrollo empresarial para la nación, así como está ocurriendo en países como Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, China, Australia, solo para mencionar algunos, y un medio para paliar la desigualdad como está ocurriendo en Nigeria.

De lo que se trata esta discusión global es del futuro de la tecnología fintech y de la recuperación del control del valor de los medios de intercambio por parte de la gente.

Redacción Ganar Ganar Bitcoins

Todas las citas en cursiva, son textuales de la Revista Dinero versión electrónica publicadas el 10 de Junio de 2017 en la columna de opinión del señor Camilo Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario